Cómo hacer un Funnel de Marketing para tu negocio

Un buen Funnel de Marketing puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso de un negocio online. Si quieres tener un Funnel de Marketing efectivo que consiga más conversiones para tu empresa, emprendimiento o proyecto en esta entrada te contamos cómo puedes hacerlo. 

¿Qué es Funnel de Marketing?

Un Funnel de Marketing se refiere a los distintos pasos que tiene que dar una persona desde que se entera de nuestra marca o propuesta hasta que nos compra.

El Funnel de Marketing contempla los pasos que tienen que dar las personas desde que son prospectos hasta que se convierten en consumidores.

Estos pasos pueden explicarse de forma sencilla, de la siguiente forma:

  • Atracción
  • Atención 
  • Interés
  • Deseo 
  • Acción 
  • Fidelización 
  • Difusión 

El trabajo de un marketer es crear elementos o un sistema que contemple todos esos pasos o que ayuden a las personas a que los transiten de forma natural.

Cada vez que nos acercamos a los contenidos, blog, redes sociales, etc. De una marca o recibimos alguna comunicación por email o por WhatsApp estamos interactuando con alguno de los elementos de un funnel de marketing.

Características y fases del funnel de marketing

Funnel de Marketing

Un funnel de marketing tiene ciertas características. Si bien no todos los funnels o embudos de ventas son iguales todos tienen ciertos elementos en común, veamos esos elementos a continuación:

Atracción

La primera característica fundamental de cualquier funnel es la atracción.

Todos los funnels de éxito tienen que atraer a los prospectos, con naturalidad.

Los embudos utilizan muchos recursos del inbound marketing o del marketing de contenidos.

Así el acercamiento del público al contenido es natural, nunca es forzado.

La gente tiene la sensación de llegar a los blogs o a las redes sociales de la marca buscando información de valor o contenidos que les resulten entretenidos.

Una particularidad importante de la fase o elementos de atracción de un funnel es que están diseñados para captar la atención de solo un grupo de personas en específico.

Si quieres tener éxito con tu embudo de ventas y aumentar las conversiones de tu web, ecommerce o empresa de servicios, una de las cosas que tienes que hacer es:

Crear contenidos que atraigan solo a tu tipo de cliente ideal o tu buyer persona

Para lograr esto lo más recomendable es comenzar con la creación de un avatar de comprador ideal que te sirva de orientación a la hora de perfilar los contenidos. 

Atención

Funnel de Marketing

La atención por estos días es cada vez más escasa. 

Los usuarios no tienen tiempo, van con prisas y además están recibiendo distintos estímulos a través de distintos medios, hablamos de:

  • Mensajes personales a través de WhatsApp, Telegram, Facebook, Instagram
  • Mensajes públicos a través de las distintas redes sociales y plataformas
  • Entretenimiento en forma de música, videos, películas, series, videojuegos  

Eso sin contar con los mensajes publicitarios que envían las marcas competidoras. 

El ratio de atención con el pasar del tiempo se acorta y ya no podemos pasar más de cinco minutos concentrados en una sola cosa sin mirar el móvil o sin cambiar de pestaña.

Teniendo en cuenta esto si quieres tener un funnel de ventas exitoso en tu empresa el contenido debe ser lo suficientemente entretenido / llamativo como para que el público, en este caso tu buyer persona se detenga a:

  • Ver ese video 
  • Leer el artículo 
  • Observar esa infografía 

Interés

El interés es un elemento clave a la hora de diseñar un embudo de ventas.

La atracción, la atención y el interés trabajan de forma conjunta.

A veces la mejor manera de atraer y captar la atención es creando contenidos que le hablen directamente al interés del público.

Aquí es importante plantearse cuáles son las necesidades de la mayoría de los prospectos de tu marca. 

Pero también es importante mantener un equilibrio importante porque no solo debes demostrar que conoces o sabes qué es lo que le interesa a tu público objetivo, también tienes demostrarle que puedes resolver su situación actual. 

Deseo 

Este es el punto donde la mayoría de las marcas y emprendimientos fallan:

No logran convertir la atención, el interés en deseo.

Por eso las personas prefieren a unas marcas por sobre otras.

Porque en el funnel y, en los mensajes de marketing de ese embudo, no han sabido incentivar el deseo.

Esta puede que sea la fase más difícil a la hora de construir un funnel porque no solo se trata de crear mensajes sino que también es importante revisar al producto en profundidad y, si fuera necesario, modificarlo hasta darle ciertas características que lo hagan más deseable a los ojos del público.  

Acción 

Una vez que se ha construido de forma adecuada la suficiente cantidad de:

  • Atención
  • Interés
  • Deseo

La acción que debe tomar el público debe ser un paso sencillo y natural.

Por eso es importante hacer mucho énfasis en las fases anteriores, respetando siempre un equilibrio.

Si se capta la atención, pero no hay interés ni deseo el público se irá del embudo y buscará a otra marca.

Si nuestro embudo capta la atención, despierta el interés, pero luego en la fase de deseo no hemos sido lo suficientemente enfáticos entonces la audiencia no pasará a la acción.

La acción de un embudo puede ser:

  • Que el público se suscriba a una newsletter
  • Que interactúe con el bot 
  • Conteste un mensaje 
  • Que descargue una aplicación, la instale y la use
  • Que active las notificaciones push
  • Solicite o agende una llamada
  • Que compre un producto o un servicio
  • Que haga clic sobre un anuncio

Fidelización 

Algunas personas creen que el embudo o funnel de marketing termina con la venta, pero la verdad es que luego le siguen otras fases, como la fidelización.

Lo que se busca aquí es que los usuarios o prospectos, ahora convertidos en clientes se conviertan en clientes permanentes de nuestra marca o empresa. 

¿Cómo se logra la fidelización?

Existen muchas formas de fidelizar al público. 

La fidelización más importante es aquella que viene gracias a la satisfacción creada por un buen producto o un buen servicio

Difusión

Una vez que tenemos un público fiel el trabajo de nuestro funnel es hacer que esos clientes se conviertan en evangelizadores de nuestra marca.

Recuerda que la mejor publicidad es aquella que hacen los clientes satisfechos.